Noticias

Un hombre con su perro en el parque 

El Consistorio de Orozko ha instalado diez tótems en zonas públicas, con el objetivo para concienciar a los vecinos sobre la recogida de los excrementos de sus mascotas. “Las deposiciones de los canes quedan sin recoger en las calles y jardines, ocasionando molestias a los orozkoarras.Además dificultan la labor de limpieza viaria, pueden causar resbalones y caídas, y son un peligro potencial de contagio de enfermedades, especialmente para los niños que entran fácilmente en contacto con ellos mientras juegan”, asegura el máximo edil local, Josu San Pedro.

Para intentar reducir este tipo de comportamientos, el Ejecutivo ha colocado estos soportes informativos en espacios públicos del barrio de Zubiaur. Además ha instalado otros cuatro postes en los que se insta a llevar los canes atados.