Noticias

Elaborando granizado 

Se realizarán granizados y helados en garrafas. Orozko se convertirá el día 2 a las 11:00 horas, en el "museo" más grande del mundo de garrafas.

Orozko revivirá con el "X Concurso de Garrafa" la costumbre de preparar las antiguas limonadas de txakolí; una costumbre muy arraigada en Orozko desde antiguo, tal como señala la "Historia de Vizcaya", edición de 1885.

La garrafa es un granizado hecho con vino blanco, agua, brandy, azúcar y limón, que se prepara con heladeras tradicionales, a las que en Orozko también se les denomina garrafas.

Cada año son más los que participan en un concurso que es sobre todo una fiesta, porque en Orozko la garrafa es una fiesta, una fiesta especial. Una fiesta que rememora un pasado lejano, una forma de vivir ya olvidada.

Las heladeras tradicionales con su cuba de madera, su manivela y el calderín que contiene el líquido que se va a beber son unos aparatos ya en desuso desde hace muchos años, pero que permiten granizar el contenido del calderín de una manera que les da un sabor especial, único.

Este año se prevé que participen alrededor de 60 garrafas a concurso, a las que hay que añadir una quincena de heladeras que prepararán helados caseros, limonadas sin alcohol y zumos variados, que al finalizar el concurso, los asistentes podrán degustar de manera gratuita.

El día del concurso Orozko se convierte por unas horas en el Museo mundial de las Garrafas-Heladeras, el único Museo del mundo de estas características. Se podrán ver garrafas-heladeras de casi todos los países que han tenido la costumbre de utilizarlas.

De las más de 400 garrafas-heladeras que hay en Orozko, se verán en ese improvisado Museo al aire libre, garrafas de Estados Unidos, Francia, Holanda, Alemania y, sobre todo, de Euskal Herria, las celebradas garrafas ELMA, fabricadas en Arrasate hasta mediados del pasado siglo.

Si hay tantas garrafas-heladeras en Orozko no es por casualidad, se debe a la importancia que el hielo ha tenido en Orozko a través de los siglos. Desde el siglo XVI hasta mediados del pasado siglo, los neveros de Itzina suministraron hielo a buena parte de Bizkaia, incluido Bilbao. El más espectacular de todos los neveros de Itzina es el de Zaratate-Neberabarri, y el dinero que el municipio de Orozko cobraba por su arriendo cubría las tres cuartas parte del presupuesto de gastos de todo el año.

La cita será el día 2 de septiembre a las 11:00 horas en la Plaza Zubiaur.