Noticias

 

La Asociación Supelaur, con la Ayuda del Ayuntamiento de Orozko, celebra este domingo 25 la XV edición de la Gaztaina Eguna – Día de la Castaña. Como en años anteriores se pone a disposición de los asistentes un servicio de autobuses desde Zubiaur hasta Ibarra, barrio en el que se celebra la fiesta.

Hasta tiempos aún no muy lejanos, las laderas de nuestros montes estuvieron pobladas por robles y castaños, hasta una altura de unos 600 metros.

Durante siglos, la castaña constituyó un alimento fundamental, sobre todo en las casas humildes. La recolección de la castaña, así como la de otros frutos, se realizaba en octubre; una vez vareados los castaños, los erizos se recogían a un cesto empleando unas tenacillas, para no pincharse con la púas, que llamaban “ugeluxue” o “txubelexue”. Estos cestos eran luego vaciados dentro de unos corros de piedra, sin masa, de forma circular u ovalada, construidos en los mismos castañales.

En Orozko se les denomina “kirikiñausie.

La altura media de sus muros viene a ser de metro y medio. Su diámetro, en función de la importancia del castañar, puede variar de los dos metros a, excepcionalmente, rebasar los ocho. La mayoría tiene un vano de acceso, aunque no siempre.  En ningún caso, cubierta alguna.