Noticias

 

El Ayuntamiento de Orozko ha conseguido que durante el último mes la Diputación de Bizkaia, encargada de la gestión de los montes de utilidad público (MUP), haya reconvertido en el territorio orozkoarra 45 hectáreas en bosques de frondosas, el 90% de lo plantado, para favorecer la regeneración de las especies autóctonas de crecimiento más lento. En los últimos años, se han venido explotado una serie de montes de utilidad pública, en total, unas 50 hectáreas de monte. Alguna de ellas, menos de 5 hectáreas, seguirán sirviendo para la explotación de coníferas pero, sin embargo, en el resto se ha modificado su aprovechamiento. Principalmente en la zona de Katxabazo-Larraluze dentro del Parque Natural del Gorbea.

Siguiendo los consejos de Orozko, el Ente Foral han sustituido las tradicionales coníferas por otra serie de plantas para ayudar a recuperar las especies autóctonas. Según ha explicado Josu San Pedro, alcalde de Orozko "se va a dejar que el bosque se regenere de manera sin tener que invertir en más plantación. Sólo hay que ayudar a que crezca de manera correcta, para eso, se han plantado coníferas de manera dispersa, para que favorezca el crecimiento de las plantas autóctonas". Las diferentes plantas al competir entre si favorecen que las especies autóctonas crezcan en altura y tengan mejor porte. El alcalde también ha explicado que "en las zonas en las que se busca un terreno con pastos, si que se ha hecho plantación de autóctonas a las distancias correctas".

Para el gobierno municipal "la política a seguir en los montes de utilidad pública tiene que ir cambiando, por el bien de la diversidad y de nuestros montes, más aún cuando estamos dentro de un parque natural, por ello , por eso apostamos por especies de crecimiento lento". Gracias a este cambio en el aprovechamiento y e forma natural están creciendo especies autóctonas como roble del país y roble melojo o tocorno, acebos, etc. En las zonas con poca pendiente, las plantaciones están siendo de roble del país a distancias de 10 metros, con el objetivo de conseguir pastos adehesados, es decir, zonas de pasto con sombra.

Para el alcalde con estos cambios "con esto estamos consiguiendo un equilibrio de especies en nuestros montes, llevando adelante una de las acciones de nuestra Agenda local 21".