Noticias

 
El Ayuntamiento de Orozko quiere acabar con el problema que va en aumento de no recoger los excrementos de los perros en el municipio. Para ello, se ha modificado la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales. A partir de ahora, aquellos que no recojan las heces de sus animales de compañía en las calles de Orozko, serán sancionados con multas de entre 150 y 600 euros. El objetivo de estas medidas es mantener limpio el pueblo, el Ayuntamiento pide la colaboración de todos para que eso sea posible.