Noticias

 

Las viviendas del barrio de Katadio cuentan con agua potable desde noviembre, tras varios años intentando ejecutar el proyecto de canalización. La obra se ha efectuado en dos fases.

La primera se ejecutó en 2016 y consistió en realizar la urbanización del barrio para adaptarlo a la llegada del agua, que se ha llevado a cabo en 2017 y ha finalizado en las últimas semanas. El agua discurre desde el depósito de Meatza hasta el mismo barrio de Katadio a través de terrenos particulares, cuya buena disposición a llegar a acuerdos posibilitó no tener que realizar ninguna expropiación.

El Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno Vasco aportó una subvención de 92.046,21€ para estas labores, sobre un presupuesto de 170.455,94€, es decir, Orozko recibió una ayuda del 54%.