Noticias

 
El año pasado pusieron en marcha un huerto en la eskola de Orozko. La acogida ha sido positiva y el alumnado ha sembrado y recogido su propia cosecha en los últimos meses. Ahora tiene como objetivo trabajar variedades locales, según indican, “esas que ya están adaptadas a nuestro entorno y funcionan a la perfección”. Para ello han solicitado colaboración ciudadana: “Si compartís vuestras semillas con nuestro proyecto nos ayudaréis a proteger una parte de nuestro patrimonio”. Para recoger las semillas instalarán varios buzones en la eskola. Asimismo, han pedido que se entregen bien guardadas e identificadas, con el fin de gestionar más fácilmente las dudas que puedan surgir sobre las diferencias o características de cada variedad.