Noticias

 

Ante la situación de crisis sanitaria provocada por la propagación del coronavirus, el Ayuntamiento de Orozko ha aprobado en el pleno extraordinario del 24 de abril una normativa reguladora de ayudas para hacer frente a situaciones de necesidad surgidas durante el estado de alarma, dirigidas tanto a personas y familias.

Dentro de sus competencias y con medios propios, el consistorio tomará medidas que ayuden a las familias con recursos insuficientes para poder acceder a las necesidades básicas. Por este motivo, se ha aprobado la puesta en marcha de una serie de ayudas por valor de 90.000 euros, con cargo al remanente de tesorería.

Las personas beneficiarias deberán cumplir unos requisitos. Para poder solicitar las ayudas, entre otras cuestiones, es necesario tener residencia efectiva en Orozko en el momento en el que entró en vigor el estado de alarma. Otra condición es no contar con ingresos -tanto públicos como privados- superiores a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) de acuerdo con el número de miembros en la unidad convivencial en el momento en el que se genera la necesidad.

En una unidad convivencial formada por una única persona, esa cuantía se sitúa en general en 693,73€ al mes como máximo y 795,95€ en el caso de pensionistas. En las unidades de dos personas, se establece la cantidad de 890,81€ al mes como máximo en general y 994,94€ para pensionistas; en las de tres o más personas, 985,41€ en general y 1.074,53€ en el caso de las personas pensionistas.

Asimismo, la persona o familia solicitante no puede disponer de un patrimonio cuyo valor sea superior a cuatro veces la cuantía anual de la renta básica para la inclusión y protección social que les pudiera corresponder en el supuesto de ausencia total de recursos, y en función del número total de personas relacionadas entre sí.

No obstante, aquellas personas que posean este patrimonio pero demuestren que no tienen en efectivo un importe superior al de la RGI que les corresponde según miembros de la unidad convivencial podrán acceder a esas ayudas, con la obligación de reintegrar la totalidad de las mismas en el año siguiente.

Conceptos a subvencionar

Dentro de normativa elaborada, se encuentran los complementos de ayuda para la cobertura de los gastos de alquiler, coarriendo o subarriendo, hospedaje o alquiler de habitaciones; los derivados de intereses y amortización de créditos de energía debidos al suministro eléctrico; de gas u otro tipo de combustible de uso doméstico; de mobiliario y electrodomésticos; de adaptación, reparación e instalaciones básicas en la vivienda; de diferentes gastos necesarios para el disfrute y mantenimiento de la vivienda o alojamiento habitual y de los relativos a las necesidades primarias de la unidad de convivencia.