Noticias

 

Ante el impacto económico negativo provocado por la propagación del virus Covid-19, el Ayuntamiento de Orozko liberará a las empresas y personas autónomas del municipio que se encuentran en una situación económica difícil del pago de las tasas municipales, las cuales pueden suponer una carga en la actualidad.

En consecuencia, las actividades económicas que se hayan visto obligadas a parar por el estado de alarma quedarán exentas de pago de una serie de cargas desde el 1 de abril hasta el 31 de diciembre de 2020. Se beneficiarán de estas ayudas todos los comercios, cafeterías, restaurantes, bares, industrias, talleres y todas aquellas pequeñas empresas y personas autónomas que se han visto obligadas a detener su actividad productiva como consecuencia del estado de alarma.

En concreto, las tasas municipales que quedan exentas del pago son las de utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público, consumo mínimo de agua, recogida de basura, alcantarillado y saneamiento. Además, el Ayuntamiento ha facilitado a todos los establecimientos que lo deseen la ampliación del espacio público utilizado para terraza, con el objetivo de que el público pueda guardar las distancias necesarias.

Cabe destacar, además, que el plazo de pago de la tasa de agua, basura y alcantarillado del primer trimestre de 2020 se alargará hasta el 31 de julio para todas las personas y actividades. Por otro lado, el Ayuntamiento está poniendo en marcha un programa de bonos prepago para potenciar el consumo en establecimientos de Orozko.

Esta exención de tasas y la campaña de bonos constituyen el segundo paquete de ayudas que aprueba este Ayuntamiento para paliar los efectos económicos de la actual crisis en Orozko. El pasado 24 de abril se aprobó en pleno dedicar una partida de 90.000 euros para ayudar a las y los vecinos que se han quedado sin ingresos y no disponen de recursos para satisfacer necesidades básicas.

El Ayuntamiento continúa trabajando para ir adaptando y/o ampliando estas u otras ayudas, si fuera necesario según avance la situación económica y social.