Noticias

 
En las próximas semanas arrancarán la sobras para arreglar el muro de la carretera del barrio de Zaloa. Actualmente se encuentra hundido por las fuertes lluvias del pasado año y existe el riesgo de que se derrumbe. El proyecto tiene la máxima prioridad, ya que un desprendimiento de tierras provocaría el bloqueo del acceso al bario. Para el arreglo el Ayuntamiento de Orozko ha recibido una subvención de 105.924,01 euros por parte de la Diputación Foral de Bizkaia, lo que supone el 90% del coste total. Para conocer con exactitud la situación real se realizaó un análisis geotécnico y, posteriormente, se adjudicaron las obras por 104.379 euros (IVA incluido). Los trabajos arrancarán en enero y se prolongarán por dos meses.