Noticias

 
Orozko, 21 de enero de 2015.- Este mes comienzan las obras para mejorar tres calles de nuestro municipio y la Plaza Zubiaur. Se trata de las vías Santa María, Francisco Muñoz y Gorbeia. Las calles Santa María y Francisco Muñoz se van a convertir en unidereccionales para el tráfico rodado. Además se les dotará de una acera como ocurre en Burruzkale. Así todas estas calles tendrán una continuidad en cuanto a su diseño. Otro de los objetivos es dotar de mayor seguridad tanto al peatón como a los vecinos y vecinas.
En marzo se aprobaba la modificación de crédito con cargo al remanente de tesorería. El Consistorio decidió reunir a los vecinos y vecinas de Santa María para explicarles el proyecto y recoger sugerencias. A partir de ese momento se pidieron tres ofertas para la redacción del proyecto y la dirección de obra, siendo la mejor oferta la presentada por Aritza Astiz con un coste de 6.650 euros. Una vez elaborado el proyecto, se volvió a reunir a los vecinos y vecinas para enseñarles el diseño y para que pudieran seguir aportando ideas. Mientras tanto, se publicaron los pliegos para que las diferentes empresas pudiesen optar al concurso por un precio de 183.000 euros. Fueron seis las empresas que se presentaron, ganando “Lasuen Construcciones” por un precio de 146.137,71 euros y un plazo de ejecución de nueve semanas.
Plaza Zubiaur y Gorbeia Kalea
El objetivo principal para renovar la Plaza Zubiaur era en un principio la modificación de la zona del adoquinado, pero a la vista de los múltiples objetos que ocupan la plaza, se decidió abrir un proceso participativo para que los propios orozkoarras decidiésemos cómo queríamos que fuera nuestra plaza principal y sus alrededores. Este proceso participativo que terminó en junio lo llevó a cabo la empresa “Ttipi Studio” por 3.560 euros. En octubre se presentaron las conclusiones finales.
Este mes de enero comenzará el arreglo del adoquidano de la plaza. Entre las tres opciones posibles, asfaltado, enlosado o adoquinado, se sigue apostando por el adoquinado. El motivo es que es un material noble que mantendría la pureza de la zona, minimizando los gastos de mantenimiento. La actuación va a consistir en la reposición de las zonas que están hundidas, tapar los espacios entre adoquines y colocar adoquín liso en diferentes zonas para facilitar el paso a sillas de ruedas o carros de bebes. Se ha abierto un proceso negociado por un importe de 62.624,94 euros y se invitó a 8 empresas, ganando “Lasuen Construcciones” por 49.930,86 euros y un plazo de ejecución de 4 semanas. Todos los precios sin IVA.