Noticias

 
El pleno del Ayuntamiento de Orozko ha aprobado por unanimidad un código ético para blindar a sus vecinos ante las conductas de sus representantes, o lo que es lo mismo, para que los vecinos y vecinas estén seguros/as de las personas que les representan. Todos los partidos políticos han decidido incorporar al código de buena conducta de EUDEL nuevos puntos específicos para Orozko.
 
La mayoría de estos nuevos puntos son medidas para combatir la corrupción. Los cargos públicos votarán a favor de cualquier investigación encaminada a depurar eventuales responsabilidades por corrupción o tráfico de influencias o, en general, por cualquier comportamiento éticamente reprochable o que implique desmerecimiento de la dignidad de la política. Además, denunciarán ante la Fiscalía y colaborarán con la Justicia, y renunciarán de forma inmediata a todos sus cargos en el caso de su imputación por la judicatura en delitos relacionados con corrupción, prevaricación con ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto con recursos públicos o privados, cohecho, malversación y apropiación de fondos públicos, bien sea por interés propio o para favorecer a terceras personas. Asimismo, renunciarán en casos de acusación judicial por delitos de racismo, xenofobia, violencia de género, homofobia u otros delitos contra los derechos humanos.
Las remuneraciones de los cargos electos serán publicadas para conocimiento de la ciudadanía. Estas remuneraciones deben estar justificadas y esta justificación debe ser pública. Además, no se duplicarán sueldos ni se cobrarán remuneraciones extras por asistir a reuniones en el Ayuntamiento o en las Sociedades Municipales y la dedicación exclusiva, a tiempo completo, es incompatible con otro tipo de actividades económicas o lucrativas.

Además, con este nuevo código ético, que deberán firmar todos los representantes políticos orozkoarras, el equipo de Gobierno facilitará la incorporación de miembros de la oposición a los Consejos de Administración de las Sociedades y Empresas Públicas Municipales, hará un buen traspaso de información y de conocimiento (sin remuneración) al equipo de Gobierno entrante y los grupos políticos con representación municipal someterán su contabilidad a cualquier auditoría o censura externa de cuentas cuando la transparencia política lo requiera dándole además publicidad.