Noticias

 
Este viernes a partir de las 19:00 el historiador Félix Mugurutza será el encargado de explicar la importancia del único patrón de medidas de saco de carbón grabado en piedra que se conserva en el Estado y que está situado en el pórtico del Ayuntamiento. Esta iniciativa está programada dentro de las jornadas del Museo de Orozko que finalizarán el 24 de este mes.

En el pórtico del Ayuntamiento hay un patrón de medidas de saco grabado en la piedra. Este elemento, clave en la compraventa del carbón, es único en Euskal Herria y en el Estado. Y aunque aparentemente es algo simple, esconde detrás una gran riqueza que se explicará en la visita. Por medio de ella nos acercaremos además a los misteriosos “marragueros” de Orozko.

Las 19 ferrerías orozkoarras demandaban ingentes cantidades de carbón que podrían estimarse en torno a 50.000 sacos al año. Las dimensiones de éstos eran frecuente fuente de conflictos entre carboneros y ferrores ya que cambiaban de un lugar a otro.

Por ello, el fiel regidor del Ayutamiento de Orozko acometió la regularización de los pesos y medidas locales, una de las funciones de su cargo, para así garantizar las compraventas de carbón por medio de este patrón grabado. Sus medidas (63x105 cm) fueron en su concepción de 2x5 palmos, El palmo era la cuarta parte de la vara, medida habitual antes de la generalización del metro actual. Sobre el dibujo grabado en la piedra medían los marrangueros sus sacos, vacíos antes de vendérselos a los carboneros. Los marrangueros eran artesanos que tejían estos sacos con lana burda o “marranga”. En el mismo Zubiaur existía uno de estos talleres.